martes, 23 de febrero de 2010

Nuevo caso de homofobia extrema

La práctica de lo que señalo a continuación.... a nuestro juicio puede parecer increíble en el más estricto sentido de la palabra, incluso surrealista, pero no por ello menos cierto.

Un pastor de Uganda decide exhibir una película de porno-gay para advertir a la población de que la homosexualidad es todo un demonio en el mundo, y es poco menos que tener relaciones con un animal. Martín Ssempa afirma que la homosexualidad, está financiada por grandes corporaciones que cada día tratan de reclutar a los niños en sus filas y como combatiente del SIDA ha de acabar con la homosexualidad.


"Estamos en proceso de una nueva legislación y hay que educarnos sobre lo que hacen los homosexuales", con estas palabras, Martin Ssempa justifica su posición.

La homosexualidad en Uganda está prohibida, tiene pena de prisión, y rotundamente Ssempa dice que lo que ocurra en cada cada de cada ciudadano ugandés atañe a toda la población.

El pastor, que tiene además página web propia, quiso hacer una marcha a favor de una nueva ley: la pena de muerte para el homosexual, convocatoria que al final, no se llevó a cabo.

Mientras algunos colectivos de Gays y lesbianas no se toman enserio esta declaración de intenciones, otros ponen en duda la salud mental de Ssempa, cosa que a juicio de muchos, estaremos de acuerdo con ello.

En África, la homosexualidad es ilegal para los gays en 29 países y para las lesbianas en 20. La situación legal demuestra en muchos de los casos la violenta homofobia que se vive en el continente y que se puede documentar claramente en discursos como los de Robert Mugabe, presidente de Zimbabue, Nujoma (Namibia) o Musevini (Uganda).
Y en Uganda, concretamente, ha sido el último país donde los colectivos de gays y lesbianas han sido atacados por el Gobierno.
En 1999 Yoweri Museveni instruyó a la policía ugandesa para localizar y atacar a los homosexuales. En octubre de ese mismo año, cinco activistas de la organización Free Companion, fueron violados y apaleados.
En el 2000,un miembro de Lesgabix, una organización de gays y lesbianas, fue asesinado por la policía ugandesa en Kampala.
Con la ampliación de grupos de defensa de la homosexualidad, la situación parece haberse normalizado algo más, pero sólo en determinadas regiones, donde la homosexualidad ha dejado de ser un tópico y ha sido más asimilada por la opinión pública.

En los países del África Subsahariana, sin embargo, el debate es inexistente, y el tema de la homosexualidad es mucho más que un tabú para la sociedad.
La Comisión Internacional de Derechos Humanos para los Gays y Lesbianas, continúa en lucha para la denuncia de casos de condenas a homosexuales en todas las regiones del mundo, aunque la realidad es bien distinta, y a diario hay muchos casos sin denunciar.


Si en muchos países la homosexualidad es un delito, las mujeres están subordinadas al marido durante toda su vida y, por cometer adulterio son condenadas a la lapidación... no sería tan descabellado pensar que esta ley pudiera llevarse a cabo, con desde luego, terribles consecuencias.


En Uganda, África contemplan esta política y forma de pensar, pero y en Occidente, ¿Somos tan tolerantes como presumimos, o en realidad aún nos quedan muchos prejuicios por solventar?

El hecho de ver a dos personas del mismo sexo dados de la mano, o dándose muestras de cariño no parece haberse normalizado en nuestra sociedad.

Todo lo que se sale de la norma, de lo establecido, parece estar marcado de por vida, y destinado a ser señalado.

Hagamos una reflexión y pensemos si realmente tenemos totalmente aceptadas como cotidianas estas situaciones....


Una vez más porque en la diversidad está la clave. No debemos permitir estas prácticas homófobas.

1 comentario:

Muruais dijo...

Como llevo diciendo un tiempo, la humanidad se deshumaniza, chica.

No puedo decir mucho más porque aún pienso que las personas actúan por desconocimiento y no por maldad. En el caso del cura éste (que manda huevos las personas que elige dios, el que sea, para que lo representen en la Tierra) hablaría de trastorno mental grave.
Que igual me equivoco, pero prefiero vivir en la ignorancia y confiar en la "no mala voluntad de las personas".

Lamentable el contenido y muy bueno el tratamiento, como siempre que te da por convertir hechos en palabras.

Gracias, Vero. Y enhorabuena.

Publicar un comentario

Puedes seguirnos en...

 

Intolerancia Cero Design by Insight © 2009